El banco de inversiones Goldman Sachs apuntó a que podría haber condiciones similares a las que impulsaron las materias primas en la década de 2000. A nivel local hay cautela.

El precio del cobre ha extendido la racha positiva que arrastra desde el 2020, cerrando ayer su cotización en la Bolsa de Metales de Londres en US$ 3,69 cada libra, el valor más alto en casi ocho años. El metal lleva varios meses al alza y las proyecciones son más que positivas, lo que ha hecho reflotar discusiones sobre un nuevo superciclo.

Esto, tras las estimaciones del banco de inversiones Goldman Sachs, que sostuvo que si bien el fuerte repunte del año pasado en los precios de muchos productos básicos podría verse como una recuperación en forma de V, este sería solo “el comienzo de un mercado alcista estructural mucho más largo para los productos básicos”.

Dicho reporte aseguró que “mirando la década de 2020, creemos que podrían estar en juego fuerzas estructurales similares a las que impulsaron las materias primas en la década de 2000”, adelantando incluso valores por sobre los US$ 4.

La entidad se basó en que este año, el mercado del cobre debería enfrentar las condiciones más estrictas en una década, debido a un déficit de 327 mil toneladas, que se extendería a 2022 con 153 mil toneladas, para ver un leve superávit en 2023 de 35 mil toneladas.

Para esas proyecciones es clave el desempeño de China, que ha elevado fuertemente el consumo, incluso como reserva estatal, lo que ha impactado en los inventarios occidentales. A esto se suma el plan quinquenal del gigante asiático, que elevó las expectativas de demanda para varios sectores clave consumidores de cobre.

A nivel local existe mayor cautela al respecto. El biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, sostuvo que si bien la proyección es que el mineral se mantenga sobre US$ 3 en el corto y mediano plazo, “Cochilco, que es nuestro servicio técnico en minería, dice que “probablemente’ no existe un superciclo, pero hay diferencias entre los expertos. Por tanto, se recomienda evitar el uso de esa palabra”.

Por su parte, el director ejecutivo de la consultora Plusmining, Juan Carlos Guajardo, dijo que “creo que estamos en presencia de un ciclo de precios altos de verdad y prolongados, pero no creo que sea de la misma magnitud del último superciclo. Ese período tuvo características que no se habían visto, habría que retroceder a los inicios de la revolución industrial y eso fue lo que pasó, que China tuvo su propia revolución industrial. Además, se trata de etapas distintas, hay aprendizaje, China seguirá creciendo, pero no tan significativamente como en los 2000”.

Factor Perú

Respecto del alza de ayer, el vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Marco Riveros, explicó que se debe principalmente “a que hay un aumento de vulnerabilidad del suministro de cobre a nivel mundial. La mina Las Bambas, en Perú, podría detener la producción de cobre debido a protestas que se han extendido por tres semanas, con bloqueos de caminos que han impedido efectuar exportaciones del metal. Mina Las Bambas produce, anualmente, cerca de 400 mil toneladas de cobre y representa en torno al 2% de la producción mundial”.

Nominan a nuevo subsecretario de Minería

Poco más de cuatro meses alcanzó a estar en su puesto el subsecretario de Minería Iván Cheuquelaf, que a fines de agosto reemplazó a Ricardo Irarrázabal.

Esto, luego de que ayer en medio del cambio de gabinete anunciado por el Presidente Piñera, Cheuquelaf dejara el cargo, según trascendió, para postular por un puesto en la próxima elección para Convención Constitucional.

En su cargo fue nominado el ahora exintendente de la Región de Antofagasta Edgar Blanco, que estaba en ese puesto desde octubre de 2019.

Blanco es ingeniero civil de Industrias con mención en Minería y Máster en Economía de Minerales de la Pontificia Universidad Católica.

Fuente: El Mercurio