La apuesta del banco para el año 2026.

Energías renovables y autos eléctricos, las industrias que favorecen un nuevo boom.

72% ha subido el precio del metal rojo desde los US$21 por libra que marcó en Marzo del año pasado.

El precio del cobre, que hoy ronda los US$3,6 la libra, no ha parado de subir en los últimos meses, y ya los expertos han empezado a preguntarse hasta dónde puede llegar. La respuesta más optimista sorprendió a muchos en el mercado de los metales. Jefferies, un importante banco de inversiones de Estados Unidos y conocido en Chile porque fue uno de los que aportó para la reorganización de Latam Airlines, dice que el valor de nuestro principal producto de exportación podría llegar a US$4 la libra en 2020 y hasta US$5 en 2026.

¿Qué tan real es esa apuesta?

Quienes saben del mercado cuprífero en Chile, el mayor exportador global del metal rojo, creen que llegar a tales valores es difícil, pero para nada imposible.

“Hace algunas pocas semanas hubiera pensando que eso era demasiado optimista, pero he cambiado de opinión. Un escenario con esos precios es mucho más probable que antes”, cuenta el académico de Ingeniería de Minería de la Universidad Católica Gustavo Lagos.

Jefferies cree que tras la pandemia, los países acelerarán el desarrollo de proyectos de energía renovable, que son muy intensivos en uso de cobre. “Los molinos de energía eólica marina son los más intensivos en uso de cobre, con unas 15 toneladas del metal por megawatt de capacidad instalada. Los molinos en tierra y la energía solar usan 5 toneladas por megawatt, mientras que las fuentes convencionales, solo una tonelada”, dice un informe Del banco.

El otro factor son los autos eléctricos, que requieren unos 83 kilos de cobre en promedio, mientras que los vehículos a combustión interna, solo unos 20 kilos. Los cargadores de estos autos usan 10 kilos, que puede sonar a poco, pero la consultora IDTEchEx cree que a 2030 podría haber 100 millones de estos centros de carga para vehículos en el mundo, de los 7,6 millones hoy instalados. “La victoria de Biden potencia todo esto. Los estímulos económicos de US$2 trillones que llevará a cabo, y un giro hacia energías renovables y autos eléctricos podría potenciar el precio del cobre”, agrega Lagos.

No todo lo que brilla es cobre

El Presupuesto fiscal de Chile para este año fue calculado con un cobre de US$2,88, precio promedio que quedó atrás en agosto del año pasado. Obviamente un cobre que casi dobla esa cifra es buena noticia para Chile y sus arcas fiscales (ver recuadro). Según datos de Cochilco, desde su precio más bajo del año pasado, en marzo, hasta hoy, el metal ha subido su cotización en un 72%.

La mala noticia es que si bien los expertos no ven como imposible que el cobre llegue a un precio cercano a los US$5 por libra, sí creen que sería un evento raro y que, de registrarse, duraría poco, por cómo se balancean la oferta y la demanda.

“Es posible, pero puede haber problemas. La proyección de Jefferies considera que la oferta no va a reaccionar tan rápido como el crecimiento de la demanda; pero con un cobre sobre US$3 la libra, ya hay proyectos nuevos que se hacen rentables, más con uno sobre US$4 la libra. Y por el lado de la demanda, con un cobre tan caro, muchos proyectos de generación eléctrica podrían dejar de ser rentables. Entonces sí, se podría dar un escenario así, pero no sería permanente ni un precio de equilibrio”, explica el director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, Jorge Cantallopts.

En el súperciclo anterior del cobre, éste alcanzó un precio tope histórico de US$4,63 a principios del 2011, mientras China crecía a tasas del 9%. El Banco Mundial cree que el gigante asiático podría crecer 8% este año.

“Ahí teníamos a China entrando en fase de aceleración y una industria minera que venía de invertir muy poco por décadas, por lo que hubo una respuesta muy limitada de la oferta, e igual no llegamos a US$5; entonces, lo veo dificil. Pero un nivel de US$4 o US$4,5 perfectamente puede ser, y de todas formas sería muy positivo para las arcas fiscales”, señala el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

En el mejor de los casos: US$5.000 millones más para el fisco

La Dirección de Presupuestos calcula que por cada centavo de dólar más en el precio de la libra de cobre, hay un ingreso adicional de entre US$20 y US$25 millones para las arcas fiscales de Chile. La cotización prevista por el comité de expertos encargados de dicha estimación, ve un cobre en US$2,88 la libra en promedio para los próximos 10 años, según el Ministerio de Hacienda. “Estamos hablado de que si pasáramos de USS$S3 la libra a US$5 la libra, tendríamos entre US$4.000 y US$5.000 millones más de ingresos fiscales”, comenta el coordinador macroeconómico de CLAPES UC, Hermann González. Pero, ojo, esto no quiere decir que Chile tendría, en este hipotético y muy optimista escenario, esos millones de dólares para gastar. “Lo que se gasta es lo que se percibe como permanente. Se gasta en función de esa proyección a largo plazo, que ahora es US$2,88 la libra. El resto, lo que esté por sobre esa estimacióm, se ahorra, como pasó en el ciclo anterior del 2003, por ejemplo. Se ahorró lo que estuvo sobre la estimación del comité, y eso fue lo que usamos en la crisis de 2009, esos ahorros”, explica González.

Fuente: La Segunda