Ayer la principal exportación del país cerró en US$ 2,81 la libra y en lo que va del año acumula ganancias por 0,62%, entregando un respiro a las arcas fiscales.

Ni las proyecciones más optimistas contenían la idea de una recuperación del precio del cobre tan rápida como la que se está viendo. La cotización de la principal exportación del país cerró ayer en US$ 2,81 la libra, tras subir 1,77% diario, y un 34% con respecto a su menor valor de marzo. De esta manera, el mineral alcanza un precio promedio de US$ 2,5 en lo que va del año, con lo que el metal registra un alza de 0,62%. Los expertos coinciden en que una de las razones principales que están llevando al cobre a estos niveles obedece a la consolidación de la recuperación de la economía de China, principal consumidor del insumo.

‘El alza que ha experimentado el precio del cobre en el último tiempo se debe, principalmente, a una mayor demanda dada la rápida velocidad de recuperación económica de China. Los indicadores de producción industrial y actividad del sector manufacturero de mayo sugieren una recuperación en forma de ‘V’, es decir, rápida’, explica Marco Riveros, vicepresidente ejecutivo de Cochilco. Entre los datos que confirman esa recuperación figura la generación de energía en China, que creció 9,1% durante junio versus el mismo mes de 2019, la producción de acero que subió 4%, y los fabricantes de cables y alambres de cobre del gigante asiático que estuvieron por tercer mes consecutivo por sobre la capacidad instalada.

‘Nadie duda de una recuperación en China, a pesar de que ha habido lluvias intensas en el país y un brote en Beijing que se controló. Ahora tendremos que empezar a mirar qué pasa fuera de China, y ahí también hay señales positivas. Europa y Estados Unidos han subido en el índice PMI, indicador que anticipa los resultados de crecimiento económico. Estos números se encuentran cerca de niveles que suponen expansión’, agrega el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo. Respecto del futuro del mineral, este aún tendría espacio para crecer, por lo que desde Cochilco sostienen que la situación del mercado apunta a un precio promedio mayor que los US$ 2,4 que tenían contemplado para este año. Este valor sería actualizado por la entidad estatal, y también se vería empujado por las presiones de posibles interrupciones de oferta de las minas chilenas ante el alza en los contagios. ‘Los fundamentos del cobre no han cambiado, son buenos, por lo que el precio podría seguir subiendo, esto no ha pasado básicamente por la guerra comercial y la actual emergencia sanitaria. Salvo eso, la demanda ya se veía sana para los próximos años’, asegura el socio de la consultora Vantaz, Juan Cariamo.

El oro al alza

Pero no solo el cobre pasa por una buena racha. El oro está logrando cifras récord. Ayer se cotizó en US$ 1.809 la onza, transformándose en el mayor valor visto desde septiembre de 2011. En lo que va del año, el precio se ha elevado en 19%, por su cualidad de refugio de inversionistas

Fuente: El Mercurio