Se espera un valor promedio de US$ 2, 75 para este año y US$ 2, 95 para 2021.

Cochilco reiteró que por cada centavo que sube el mineral, se crean valores por US$ 58 millones, asociados a impuestos, exportaciones y excedentes aportados por la estatal Codelco.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) dio a conocer ayer sus últimas estimaciones para el precio promedio anual de la principal exportación del país.

Así, la entidad estatal elevó desde US$ 2,62 a US$ 2,75 el promedio estimado para 2020, mientras que para 2021 aumentó su previsión desde US$ 2,85 a US$ 2,90 por libra, variaciones que, a juicio de Cochilco, reportarán importantes montos extras en ingresos para el país.

Si bien desde la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda han diferido de los cálculos realizados por los expertos y por la propia Cochilco, desde esta última sostuvieron que la creación de valor —que no es exactamente lo mismo que lo que será recaudado por el Fisco— es de unos US$ 58 millones por cada centavo extra que sube el mineral.

Así las cosas, la actualización prevista para este ejercicio se valoriza en más de US$ 750 millones, que se suman a otros US$ 290 millones en 2021, dentro de los que se incluyen pago de impuestos, exportaciones y excedentes de Codelco, entre otras variables económicas.

Es respaldada por expertos, como la consultora Plusmining, en donde efectuaron una estimación de corto y largo plazo del mineral en diferentes etapas de la economía. “Nuestros cálculos nos indican un valor promedio entorno a US$ 50 mi llones por cada centavo, pero las diferencias se producen cuando uno estima los valores dependiendo del período. Por ejemplo, durante el superciclo del cobre se tuvo una cantidad de ingresos tan altos, que cada centavo que variaba tenía un impacto gigante, pero cuando el precio cae, es distinto, por eso hay que tener cuidado respecto al período que se está considerando”, advierte el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

En esta línea, el académico de Minería dela Universidad Católica, Gustavo Lagos, sostiene que sus cálculos son similares, y que si el precio se mantiene en torno a los US$ 3, la contribución de la industria es por sobre los US$ 50 millones. “Cuando el precio baja, esto se complica. Para este año la proporción es un poco menor, porque cuando está en US$ 2,7 hay empresas que recién empiezan a tener utilidades, pero el cálculo de US$ 20 a US$24 millones dela el precio está bajo los US$ 2,5. Además que solo se considera la GPM-10 (10 operaciones más grandes del país) y no la GPM-20”, puntualiza Lagos.

Con todo, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, destaca el aporte de la industria en medio de la crisis actual.

“El cobre es nuestro principal producto de exportación, y gran aportante a las arcas fiscales para financiar los necesarios programas sociales. Cada centavo de dólar significa más recursos para que el Estado pueda cumplir con sus compromisos. Solo este año, y pese a la pandemia, el aporte de la minería al Fisco será de casi US$ 3 mil millones”, asegura la autoridad.

Proyecciones

Respecto de las expectativas de producción de cobre para la industria local, desde Cochilco prevén que llegue a 5,82 millones de toneladas, lo que significa un alza de 0,6% versus 2019. En tanto que para 2021 la producción de cobre ascendería a 5,99 millones de toneladas, un 3% más que en 2020, equivalentes a 175 mil toneladas adicionales.

“El próximo año se realizarán 31 procesos de negociaciones colectivas regladas en empresas de la gran minería del cobre, entre la cuales se cuentan Codelco, AMSA, Escondida, Los Pelambres, Spencer, Anglo American y Collahuasi. Una fracción de estos procesos de negociación se realizaría en un escenario de alto precio del cobre, superior a US$ 3 la libra”, advirtió el coordinador de Mercado Minero de Cochilco, Víctor Garay.

PRODUCCIÓN

Se espera que la industria local esté en torno a los 6 millones de toneladas en 2021.

Fuente: El Mercurio