El precio del cobre rozó los US$ 4 ayer en la Bolsa de Metales de Londres.

Expertos apuntan a mejores perspectivas para las arcas fiscales durante este año, además de un avance más rápido en la reducción del déficit fiscal efectivo. Sin embargo, las agencias evitan referirse a una eventual mejora en la nota de riesgo.

Hace ya largos meses que el cobre viene mostrando un avance significativo en su precio. Esta situación llevó a que —por primera vez en siete años— más del 50% de lo exportado por nuestro país en 2020 provenga del metal rojo. Estas alzas sostenidas en el valor de la libra del cobre se han venido traspasando a paso firme hacia el inicio de este 2021, de la mano de la reactivación de la actividad económica a nivel global, siendo China el principal protagonista.

Ayer, el valor de la libra de cobre cerró en la Bolsa de Metales de Londres en US$ 3,99, con un incremento diario de 1,81%. Este nivel representa un aumento de 91% respecto al menor precio que se registró en marzo del año pasado, cuando cerró en US$ 2,1. Es decir, en menos de un año el cobre casi duplicó su valor.

La última vez que el cobre estuvo a un precio tan alto fue en septiembre del 2011, cuando se empinó en los US$ 4,04 la libra. El nuevo empujón que tuvo la principal exportación del país fue la masiva compra del mineral por parte de fondos de inversión de China.

En tiempos en que la economía chilena tiene como objetivo recuperar el impacto que ha generado la pandemia, el alza en el precio del cobre tiene una gran relevancia.

En opinión de las principales agencias clasificadoras de riesgo soberano que evalúan al país, el alza sostenida del metal rojo podría conllevar un aumento en los ingresos para este año, pero, además, a un mayor crecimiento de lo proyectado para el PIB de este 2021.

A mediados de esta semana, la agencia de clasificación de riesgo soberano Moody’s actualizó sus perspectivas de crecimiento para este año, pasan a 5,8%. La analista de la agencia para Chile, Ariane Ortiz-Bollin, explica que un rango ligeramente más alto en precios de cobre tendrá un impacto positivo en las perspectivas de crecimiento de ChiLe dada la importancia de este metal como motor de crecimiento en el país. “Esta es una de las razones por las cuales mejoramos la perspectiva de Crecimiento de Chile en 2021”, señala la analista.

Una visión similar tiene el analista de Fitch Ratings, Richard Francis, quien observa Que el precio más alto del cobre podría conducir a mayores perspectivas de crecimiento económico para 2021 y también ayudará a las finanzas del Gobierno enel margen. Esto, ya que según explica el analista, los ingresos del cobre solo representan alrededor del 6% de los ingresos totales del Gobierno.

En el último Informe de las Finanzas Públicas (IFP), la Dirección de Presupuestos, estimó un valor de US$ 3,35 a libra del metal promedio para este año. No obstante, en lo que va del 2021, el cobre promedia US$ 3,66. Así, con el nivel de precio estimado por la Dipres, representaría aportes —sumando Codelco y la tributación de la minería privada— por US$ a los ingresos del Fisco.

Para este año, una de las metas es reducir el déficit fiscal que arrastra el país. El 2020 cerró con una reducción a 7,4% del PIB y se espera que este año baje, logrando un retroceso a 3,3% del producto.

En esta línea, en su informe, Moody’s espera que el déficit fiscal sea menor en 2021 de lo que habían anticipado anteriormente, aunque sigue siendo más alto de lo que el Gobierno espera actualmente, “Esperamos que el déficit fiscal sea del 4,6% del PIB en comparación con el pronóstico del Gobierno del 3,3% del PIB”, proyecta la entidad.

Eventuales impactos en la calificación

Arianne Ortiz-Bollin comenta que la clasificación soberana toma en cuenta muchos factores a la vez y tiene un horizonte de mediano plazo, por lo que difícilmente el cambio en un solo indicador incide en la perspectiva de la clasificación o en la clasificación misma. En la actualidad, Moody’s tiene una nota de “A1” con perspectiva negativa.

Durante el 2020, Fitch fue la primera de las tres grandes agencias que evalúa al país que rebajó la nota deriesgo de “A” a con perspectiva estable. Para Patricio Rojas, socio de Rojas y Asociados, las mejores perspectivas económicas que se generan sobre el cobre, llevan a que las clasificadoras de riesgo vean al país con un panorama algo más favorable. “Esto puede llevar a que una posible baja de clasificación que ya hizo Fitch, y que los pudiera hacer o Moody’s, genera que este tema sea revisado y esas agencias mantengan constante la actual clasificación”, comenta.

Por su parte, el gerente de estudios de Gemines Consultores, Alejandro Fernández, señala que, si bien el panorama de corto plazo mejora, es fundamental para evitar una nueva rebaja en la clasificación de riesgo que haya un proceso de consolidación fiscal de mediano plazo. “Esto significa que, a partir de 2022 debiera establecerse un programa creíble de reducción del déficit (estructural y efectivo) de mediano plazo, que le ponga límite al crecimiento de la deuda”, analiza el economista. El alza que ha venido acumulando el cobre, llevó a actualizar las proyecciones para el precio del metal rojo para los próximos años. Un informe de Banchile Inversiones señaló que el Banco Citi estima que el precio del cobre promediaría un valor de US$ 4 por libra este año y el próximo, desde los US$ 3,4 que estimaba para 2021 y US$ 3,6 para 2022. “El fuerte incremento en el precio del commodity en los últimos 11 meses se explica principalmente por la recuperación de la actividad económica en las principales economías consumidoras de cobre, luego de las fuertes caídas observadas entre el primer y segundo trimestre de 2020”, señalan desde la entidad.

El impulso chino y la preocupación por interrupciones en la oferta presionan el precio

Recuperación económica

La principal razón detrás del alza intempestiva del precio del cobre está relacionada con la recuperación acelerada, tras el impacto de la pandemia, que está teniendo la industria china, primer consumidor global del mineral.

El último empuje vino de la mano del regreso de los trabajadores chinos a las fábricas luego del receso por el Año Nuevo Lunar, vacaciones que a diferencia de años anteriores y como consecuen= cia de la pandemia y las restricciones de viaje impuestas por el gobierno, impactaron en menor medida a la productividad de la industria.

El director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, apunta a que el alza de este viernes estuvo provocada por el interés de fondos de inversión asiáticos en apostar por el cobre, “lo que es una señal muy optimista, porque si los fondos están viendo esto es porque tienen una expectativa de demanda futura muy buena”, explica el experto.

El jefe de análisis de inversiones de XTB Latam, José Raúl Godoy, añade que se espera que durante las próximas semanas el cobre continúe subiendo. “Esta alza en el precio responde a dos factores, principalmente, las mejores proyecciones de crecimiento a nivel global, especialmente en China y Estados Unidos, y, a su vez, se espera Una escasez del mineral para los próximos meses. Es por esto que calculamos que la demanda se mantenga fuerte”.

Escasez de proyectos

Otra de las razones que han apuntalado al precio del mineral es la preocupación respecto a lo estrecho que se encuentra el mercado. Esto porque no se espera la entrada de nuevos proyectos en el corto plazo —a excepción de Spence, de BHP— que puedan incrementar considerablemente la oferta.

Según las proyecciones de Cochilco, se prevé que este año Chile, principal productor a nivel global anote un crecimiento de 3,6%, con una producción levemente por debajo de los 6 millones de toneladas.

Inquietud por riesgo de paralizaciones

En el ambiente político que se ve en Chile y con antecedentes como la huelga de fin de 2020 en Minera Candelaria, existe cierta preocupación de eventuales huelgas, en un año cargado de negociaciones colectivas, con más de 30 procesos que involucrarán a más de 20 mil trabajadores Dentro de estos procesos se encuentran mineras tan representativas como Escondida, de BHP, casi todas las divisiones de Codelco, y Minera Los Pelambres, de Antofagasta Minerals.

Fuente: El Mercurio