Este lunes, el metal rojo cerró en US$2,96 la libra, su mayor valor desde marzo de 2019. En Goldman Sachs lo ven como unos de los commodities preferidos para mantener una posición larga.

El coronavirus se expandía alrededor del globo y el cobre lo resentía sufriendo un duro golpe que lo dejó en un mínimo de US$2,095 el 23 de marzo de este año. Sin embargo, desde entonces el principal producto de exportación de Chile ha visto un salto de 41,7%, acumulando un alza de 6,3% en lo que va del año. Este lunes registró un valor de US$2,969 la libra.

Se trata de su nivel más alto desde el 5 de marzo de 2019, que logra tras el alza de 3,52% de la jornada de este lunes, la que, a su vez, es la más contundente desde principios de abril. En este caso, el incremente obedeció a “los crecientes riesgos de menor producción en Chile por posibles huelgas”, precisa Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining, en una opinión compartida por Goldman Sachs, que advierte sobre las preocupaciones de los sindicatos mineros en el país, ante el avance del virus.

Oferta y demanda

Este es un ingrediente más dentro de las presiones al alza que provienen del lado de la oferta, plano en el que también se cuenta las ya internalizadas “restricciones productivas por el Covid-19 en Perú, Panamá, Indonesia y Estados Unidos”, aclara Guajardo. Sin embargo, son las presiones por el lado de la demanda las que pueden darle una mayor sostenibilidad al buen nivel de precio que detenta el metal rojo.

De acuerdo con el informe del nombrado banco estadounidense, como en China “el motor del crecimiento es la inversión, los mercados de metales no solo se enfrentan a una presión al alza en sus estructuras de costos, sino que también enfrentan un fuerte crecimiento de la demanda directa, lo que ha respaldado tanto los precios diferidos como los precios a largo plazo, particularmente en el cobre”.

En ese marco, el banco estadounidense precisa que “en todo el complejo de metales nos gusta una posición larga en el cobre, plata y acero. Nos gusta más el cobre, ya que es el producto más expuesto a la recuperación china”.

Al respecto, Goldman Sachs señala que “hemos demostrado que la demanda china de cobre continúa creciendo de 2 a 3 trimestres después de que se haya retirado el estímulo chino, lo que sugiere que este repunte actual tiene alcance a 2021”.

Así, la entidad apunta a que el cobre promedie un precio de US$2,722 en el tercer trimestre y US$2,835 en el cuarto. Con eso, la apuesta para el año completo es de US$2,680 y para el año siguiente de US$2,948. Bank of America es incluso más optimista, anticipando que un valor promedio de US$2,948 se conseguirá este año.

Beneficios para Chile

“Dado el desfase que se ha observado en la recuperación de la actividad económica mundial, el hecho de que China esté un par de meses por delante del resto de las potencias industriales en el mundo ha hecho que su peso específico sea aún mayor en la demanda de cobre”, destaca Guajardo, en relación a la relevancia de la recuperación del gigante asiático.

En ese marco, Tomás Flores, economista de LyD, afirmó que “la robusta recuperación del precio, que en el primer semestre alcanzó a US$ 2,49 por libra, podría llevar a que el promedio anual se acerque a lo considerado en el Presupuesto 2020, lo que implica ingresos fiscales por 1,2% del PIB lo que equivale a US$ 3.400 millones aproximadamente” .

Adicionalmente, el buen momento del metal rojo está permitiendo un fortalecimiento de la moneda local. Ayer el dólar cerró en $786,76, tras anotar un descenso de $10,23 en el día, lo que equivale a una baja diaria de 1,28%. De esta manera, la divisa estadounidense ha bajado $81,84 desde su máximo nivel del 18 de marzo, pese a lo cual sigue $30,6 por encima del nivel con el que partió el año.

Fuente: La Tercera